Hojas de Remolacha: Beneficios y Recetas

Hojas de remolacha. ¿Desecho o alimento? 

En la actualidad los alimentos son cada vez más caros y más escasos. Es increíble ver la forma en que se desperdician los mismos por desconocer los beneficios que nos pueden proporcionar. Las raíces, la cáscara, las hojas e incluso las semillas poseen más nutrientes que aquellas partes del vegetal o fruto que normalmente consumimos.

Este es el caso de la remolacha o betabel, popularmente conocida por la variedad de usos que tiene su cuerpo o parte carnosa. Pero hoy te hablaremos de esa parte que comúnmente desechamos, las hojas de la remolacha. Estas hojas que generalmente se convierten en basura poseen innumerables beneficios para la salud. Claro está que antes de prepararlas para el consumo deben lavarse, preferentemente con agua hervida. Te recomendamos seguir leyendo para que conozca todos los secretos que guardan estas hojas.

Conoce sus beneficios y nunca más tirarás las hojas de las remolachas

Media tasa de hojas de remolacha cocinadas tienen el 30 por ciento del consumo diario de Vitamina C que necesita como promedio una persona. Dicha vitamina es necesaria para producir colágeno, una proteína que ayuda a la salud de la piel, los dientes, los huesos y los vasos sanguíneos. También interviene en la producción de glóbulos blancos que previenen a nuestro cuerpo de las diferentes infecciones.

Las hojas de la remolacha son una fuente significativa de Vitamina K. Este nutriente ayuda a controlar los factores coagulantes de la sangre. El hombre adulto necesita 120 microgramos de vitamina K al día y la mujer adulta necesita de 90 microgramos como promedio. Una taza con hojas crudas de remolacha proporcionará a tu organismo 152 microgramos de este nutriente.

Las hojas de remolacha son ricas también en Vitamina A, según Nellie Hesdtrom, un especialista en nutrición de la Universidad de Maine. La vitamina A es vital para la buena visión y tiene un rol importante para la absorción de la luz de los conos y bastones de tu retina.

En las hojas de la remolacha están contenidos unos pigmentos amarillos que ayudan al proceso de desintoxicación del cuerpo. Además purifican la sangre y el hígado. Como son ricas en su contenido de calcio también pueden ayudar a prevenir la osteoporosis, pues dicha enfermedad es provocada por la falta de este mineral. También se le atribuye la propiedad de combatir el Alzheimer.

Como puedes ver los beneficios son muchos, y no es obligatorio que las hojas de la remolacha se consuman solas. Las mismas se pueden combinar con las verduras que frecuentemente consumes.

¿Cómo preparar las hojas de remolacha?

Muchas personas saben preparar la remolacha pero no muchos saben preparar las hojas de remolacha, entonces, ¿qué hacer con hojas de remolacha? Las mismas son un poco más saladas y de sabor más fuerte que la mayoría de las verduras de hoja. Pero puedes transformarlas fácilmente en un acompañamiento suave y delicioso.

Ensalada de hojas de remolacha

En ensalada es un plato bastante nutritivo y bajo en calorías, siendo ideal para acompañar pastas, carnes y pescado. Además pueden mezclarse con otras hojas como las de espinacas.

Croquetas de hojas de remolacha

También pueden prepararse unas deliciosas croquetas de hojas de remolacha. Para esto se necesitan además huevos, cebolla, sal, pimienta, nuez moscada, harina de trigo y de manera opcional queso rayado. Después de lavadas y cortadas las hojas se mezclan con el resto de los ingredientes. Luego se prepara la sartén con aceite caliente y con ayuda de la cuchara colocamos porciones de la preparación del tamaño que se prefiera. Se fríen las croquetas hasta que queden doradas por ambos lados, quedando listas para degustarlas.

Tarta de hojas de remolacha

Otro plato muy sabroso hecho a base de este vegetal es la tarta de hojas de remolacha. Los ingredientes para la misma son los siguientes:

1 tapa de masa integral

500 gramos de hojas de remolacha

2 cebollas grandes

100 gramos de queso

5 huevos

Se cocinan las hojas de remolacha en un poco de agua hasta que queden tiernas, luego se pican las mismas. Se cortan las cebollas y se saltean. Cuando estén doradas se agregan las hojas y se dejan cocinar otro poco. Luego se recubre un molde con la masa integral y se rellena con el picadillo de las hojas y las cebollas. Ahuecamos la mezcla y colocamos los huevos crudos distanciados uno del otro. Se recubre con el queso y se hornea por media hora, hasta que los huevos estén cuajados. Así nuestra tarta estará lista para ser servida caliente.

Esperamos que este artículo te haya servido para que a partir de ahora sepas que hacer con las hojas de la remolacha. Además nos comprometemos a publicar próximamente un artículo con recetas fáciles de preparar con este y otros vegetales.

[Total:1    Promedio:5/5]